La Calcografía Nacional Española fue creada en 1789 con el objeto de tener un establecimiento propio con el que se pretendía acometer importantes proyectos de grabado surgidos en el marco de la política ilustrada. Asimismo debía recoger, conservar y, si era necesario, estampar de nuevo todas las láminas de cobre que se habían grabado por orden regia. Primero en el edificio de la Imprenta Real, en la madrileña calle de Carretas, y finalmente en el palacio de Goyeneche en la calle de Alcalá, sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Calcografía Nacional ha centrado su actividad en la conservación, promoción y difusión del arte gráfico, la obra original seriada.
La Calcografía Nacional de España nos ha ofrecido su colaboración y nos ha permitido filmar en sus talleres el proceso de estampación, así como reproducir piezas de sus fondos lo que, indudablemente, enriquece la información que ofrecemos y mejora la calidad de los documentos de aica.tv